@UNESCO

Symposium Orbicom – Lima – 2018

Partagez !

En el marco de la 7ma Reunion Mundial de Catedras UNESCO en Comunicaci ón « Comunicacion, Ciudad y Espacio Publico », que tuvo lugar en Lima en mayo de 2018, el Director de la UNESCO para la Libertad de Expresión y el Desarrollo de los Medios de Comunicación Guy Berger, realizó una presentacion acerca del concepto de ciudad digital y accesibilidad a la información. Porteriormente, aceptando la invitacion de Guy Berger, Ghislaine Azemard titular de la cátedra UNESCO ITEN (Innovación , Transmisión y Edición Digital) de la Fundacion Casa de las Ciencias Humanas (FMSH), participo en el panel con la intervención que reproducimos a continuación:

Gracias Sr. Guy Berger por su excelente discurso y su invitación al debate.

Su informe confirma fuertemente que la libertad de expresión es un derecho humano fundamental per se, pero también una condición imprescindible al ejercicio de todos los demás derechos.

También nos parece que su informe refleja una doble tendencia hacia la apertura por un lado y hacia las restricciones legales al acceso a los datos por otro que puede parecer contradictoria, pero que ilustran perfectamente la complejidad de la regulación y la voluntad nacional e internacional de proporcionar respuestas apropiadas a la ambivalencia del uso de las TIC.

Con respecto al pluralismo de los medios, su informe también destaca dos lógicas contradictorias entre, por una parte, el aumento significativo de las personas que tienen acceso a Internet y el aumento considerable de las fuentes y contenidos de información provenientes en particular de las redes sociales, y de otro otra parte, la inflación de la información hoy determinada por lógicas algorítmicas que seleccionan y filtran datos proporcionados al usuario con objetivos comerciales o según sur perfil.

La redundancia y la previsibilidad en los resultados de la investigación y en las noticias proporcionadas al usuario, especialmente en las redes sociales, son extremadamente perjudiciales para la tolerancia, el diálogo, la diversidad, la emergencia de pensamiento crítico

Nos enfrentamos a un modelo de difusión que combina ambos -y esta es una nueva paradoja- la personalización virtual de la información y una proliferación masiva de información viral, que puede ser falsa.

En esta nueva configuración de medios, la noción de libertad de expresión puede ser reexaminada. Sin embargo, parece reflejar una serie de fenómenos, situaciones locales o nacionales.

En dicho informe, nos recuerda que 520 periodistas fueron asesinados en el marco de su trabajo al oponerse al poder totalitario, al terrorismo … Me hace pensar en los periodistas dibujantes del semanario Charlie Hebdo, y percibimos claramente que, en estas trágicas circunstancias, la noción de libertad de expresión adquiere todo su significado, mostrando su vital importancia cuando es burlada, amordazada o asesinada. Resuena en cada uno de nosotros, se difunde en todo el mundo, atrae múltiples solidaridades, hiere la integridad humana, resalta lo que nos une a tal punto que cada uno puede proclamar «Je suis Charlie».

Por lo tanto, la libertad de expresión parece depender principalmente de sus condiciones de ejercicio y su postura sociopolítica frente a las manifestaciones de violencia individual, grupal y estatal.

Es profundamente etnocéntrica, también depende orgánicamente de contextos culturales y religiosos nacionales o regionales. Tiene también un origen categorial. El reclamo de su universalidad no bastara para mejorar las condiciones de su implementación.

Uno se pregunta si esta noción de libertad de expresión puede dar cuenta de nuevas situaciones que amenazan los valores que están ligados a ella tal como la voluntad de no sufrir situaciones indignas, reclamar el derecho a tener su propio punto de vista y acceder al conocimiento que permita su construcción.

Nos comunicaron ayer que la red de Cátedras Orbicom iba a trabajar sobre el concepto de libertad de expresión en la era digital y, desde esta perspectiva que tenemos con algunos compañeros, hemos listado siete puntos que se pueden discutir en torno a esta noción, desde un enfoque multidisciplinario y con múltiples actores para aclarar sus pormenores, valores y vulnerabilidades.

  • Primero, discutir la universalidad de la noción de libertad de expresión, su emergencia, sus variantes, sus falsas pretensiones (faux-amis).
  • Segundo: analizar el papel de los principales actores digitales privados de la modelización del acceso a los datos y la producción de conocimiento. Discutir y predecir los usos de la inteligencia artificial desde un punto de vista filosófico y social.
  • Como tercer punto: Evaluar el lugar efectivo de los actores públicos y de los ciudadanos en la construcción y la gobernanza de estos modelos de desarrollo, en el diseño de plataformas, la implementación de sus funcionalidades especialmente aquellas que son interpretativas, deliberativas.
  • Siguiente: definir una ética digital de la diversidad de fuentes, de su veracidad y de su preservación; reforzar lógicas de cosecha y de cruce de datos abiertos de tipologías distintas (datos privados, públicos, económicos, territoriales, académicos).
  • Después, sería necesario desarrollar una conciencia cívica en torno a la manipulación algorítmica y fomentar una apropiación de herramientas y de competencias para co-construir alternativas humanistas.
  • Como sexto punto: inscribirse en una lógica de universalidad normativa (incluyendo interoperabilidad, transparencia, inclusión) a través de organismos internacionales para fortalecer el acceso a los datos abiertos y la protección de datos privados, el respeto inclusivo de la diversidad.
  • Y por ultimo como marco estructurante de los puntos anteriores: Trabajar por una ampliación de la visión humanista digital y de su implementación.

Les doy las gracias , queridos compañeros, por su atención.

Encuentre el resumen de las diferentes intervenciones realizadas en el marco de este informe, en el sitio
oficial de la UNESCO: https://en.unesco.org/news/world-trends-report-launched-peru